“Mi historia del Olivo» es el título del pregón con el que el Dr. D. Lorenzo León Moreno daba por inaugurada la pasada noche la XXI Feria del Olivo de Montoro, acto cuya apertura estuvo a cargo de D. José Hurtado, miembro del Club Recreativo Ilígora.

Hurtado hizo un recorrido por la infancia conduciéndolo hacía el extenso currículum académico e investigador de León y reconoció al público que «ha tenido siempre presente  al sector oleícola y a la sociedad en todos sus estudios e investigaciones».

Así lo transmitió acto seguido el pregonero, adentrándose en los corazones de todos los asistentes al acto de manera impecable, a través de una exaltación al origen de la Feria, aludiendo al trabajo en equipo, la ilusión y organización como factores imprescindibles para que un evento como este se haya convertido en una cita de renombre para el sector oleícola.

León se sumergió en la historia del olivo y su impacto en los medios de comunicación, centrándose en la evolución de técnicas de cultivo, producción de aceite de oliva y la industria de extracción, vinculando su experiencia personal hacia el sector oleícola.

Ingeniero Agrónomo de profesión, narró la complementariedad que supusieron sus estudios superiores con la almazara del Patrimonio Comunal Olivarero, en el cual su padre y fundador de la Feria del Olivo de Montoro, D. Pedro León Mellado fue un histórico de esta Fundación que tanto ha supuesto para Montoro «es un merecido reconocimiento a su labor en aras de la olivicultura y la elaiotécnia».

La última etapa de su pregón versó sobre su etapa postdoctoral y la actualidad «son momentos especialmente difíciles, por la precariedad que afecta al futuro de nuestro país». También hizo alusión a los nuevos avances que están revolucionando el sector oleícola centrándose en la mejora genética para la creación de nuevas variedades de aceituna. tampoco se olvidó del olivar tradicional, en concreto el de montaña, haciendo un llamamiento en el que subrayaba los valores diferenciales de nuestro olivar más representativo, «es sustento económico para todas las familias, un orgullo para todos los montoreños. No dejemos de apoyar este tipo de olivar».

Por último, León reivindicó el esfuerzo I+D+i, llamando a las instituciones de todos los ámbitos para que hagan una apuesta por el sector del olivar y animando a todos los jóvenes a adentrarse en el mundo de la investigación. Asimismo, también aprovechó para enviar un claro mensaje a todos los asistentes: «sin ciencia, no hay futuro».

Tras la intervención del protagonista de la noche, la presidenta del Consorcio Feria del Olivo y Alcaldesa de Montoro, Ana María Romero transmitió la importancia del olivar en los pueblos, así como de la Feria del Olivo y la redirección en esta XXI edición hacia la tecnología y digitalización de la oleaotecnia «Montoro siempre se ha caracterizado por ser una Feria entrañable, por ser una Feria cercana. Esta edición será escaparate de la producción sostenible. Montoro siempre ha sido un foco de unión y fraternidad. Los pueblos productivos como Montoro, tenemos el privilegio de servir un producto gastronómico y saludable como es el aceite de oliva virgen extra. Somos el epicentro y tenemos que demostrar la grandeza del aceite de oliva al mundo entero».

Sin duda, esta XXI edición no ha podido tener mejor comienzo que el vivido en el Teatro Miguel Romero Esteo de Montoro. Un mensaje reivindicativo y renovado hacia un público entregado a sus palabras.